Este sitio utiliza cookies. En caso de continuar navegando, entenderemos que acepta su uso. Más información: Política de Cookies. Acepto
De hombres es equivocarse; de locos mantenerse en el error. (Cicerón)

La masonería, una sociedad más discreta que secreta - y II

Segunda y última parte del extracto del artículo publicado por José Antonio Ferrer Benimeli, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza,en el número 16 de la revista Andalucía en la Historia, de abril de 2007.

DIVISIONES Y DESVIACIONES. Pero si del siglo XVIII pasamos a épocas más recientes, observamos que la masonería de obediencia inglesa mantuvo una estructura fiel a sus constituciones. Sin embargo, algunos sectores de la francesa y alemana, en especial, derivaron a ciertos grupos más o menos heterodoxos que facilitaron la aparición de aventureros como el del famoso Cagliostro y su masonería egipcia, o de políticos como Willermoz. En no pocos casos llevaron consigo la proliferación de obediencias y la introducción de grados, con la consiguiente multiplicidad de ritos y ceremonias de iniciación.

Sitial de Segundo Vigilante
Al sentimentalismo y la filantropía se iba a unir un gusto por lo misterioso, una mística de la razón, y se produciría una serie de grados iniciáticos con nombres tan extraños como caballeros de Oriente, caballeros de la espada, caballeros Kadosch, caballeros del Temple… que dotaron a cierta masonería de la Europa continental de un aire menos sólido y respetable del que mantuvo en el mundo anglosajón, y que explican el mito que a su alrededor se formaría, sobre todo debido a la confusión surgida al proliferar las sociedades secretas y al identificarse erróneamente a los masones con los iluminados bávaros, los jacobinos, los carbonarios y otros por el estilo.

La masonería latina, es decir, la de los países latinos, a lo largo del siglo XIX, debido a las incidencias político-religiosas que afectaron a estos países, experimentó algunas variaciones ideológico-prácticas, que se manifestaron en un fuerte laicismo y anticlericalismo que, en algunos, derivó hacia un sentimiento antirreligioso o hacia un profundo agnosticismo.

Aunque existan diferentes tipos de masonería con diferentes obediencias y ritos, no impide que el espíritu masónico tenga una profunda unidad. Todos los masones buscan la verdad y exigen la tolerancia, libertad y fraternidad dentro de un marco de igualdad. En cualquier caso, siempre le será requerido el esfuerzo moral, si bien en un sentido de perfeccionamiento de todas las virtudes del humanismo laico en unos casos, y en un sentido de iniciación espiritual en otros.

RITOS Y GRADOS. La palabra rito tiene en masonería dos sentidos diferentes, según se escriba con mayúscula o minúscula. Se designa Rito a una rama particular, entre los que se citan el Escocés Rectificado, el de Emulación, de Perfección, el Sueco, el Escocés Antiguo y Aceptado y el de Mizraím.

Y rito con minúscula alude a los diversos actos ceremoniales de iniciación, como el de despojar de metales al iniciado o el desarrollo de los trabajos dentro de la Logia. Se llaman grados en Masonería la sucesión de iniciaciones que enseñan la doctrina y fines de la orden. El número de grados varía según los Ritos.

La masonería y la Guerra Civil. Los estudios y trabajos de investigación sobre la masonería en España no se habrían podido iniciar con la profundidad necesaria sin el ingente acopio de material recogido durante la Guerra Civil entre los años 1936- 1939. Este material, perteneciente a las logias masónicas, sociedades secretas y a todo lo relacionado con la institución, fue trasladado, por deseo expreso del general Francisco Franco, a Salamanca, concretamente a un edificio destinado para ese fin, formando parte del Archivo Histórico Nacional. Hoy es el archivo más importante del mundo sobre la orden masónica.

Los francmasones. En Inglaterra, en el año 1350, aparece por vez primera la denominación de francmasón o de free-stone-mason, es decir, del albañil libre que trabaja la piedra de adorno, para distinguirlo del rough-mason, trabajador tosco, comúnmente aplicado a los canteros ingleses. Se encuentra en un acta del Parlamento, del año veinticinco del reinado de Eduardo III. Posteriormente, por abreviación, se llegará a la expresión conocida de freemason. Hacia un intento de definición acerca de qué es la masonería, se puede afirmar que, a pesar de la variedad de obediencias y matices, todas las masonerías son coincidentes en la definición recogida en el Diccionario Enciclopédico de la Masonería. Dice así: “La masonería es una asociación universal, filantrópica, filosófica y progresiva; procura inculcar en sus adeptos el amor a la verdad, el estudio de la moral universal, de las ciencias y de las artes, desarrollar en el corazón humano los sentimientos de abnegación y caridad, la tolerancia religiosa, los deberes de la familia; tiende a extinguir los odios de raza, los antagonismos de nacionalidad, de opiniones, de creencias y de intereses, uniendo a todos los hombres por los lazos de la solidaridad y confundiéndoles en un tierno afecto de mutua correspondencia. Procura, en fin, mejorar la condición social del hombre por todos los medios lícitos, y especialmente por la instrucción, el trabajo y la beneficencia. Tiene por divisa el lema libertad, igualdad, fraternidad”.

Joya de exVenerable Maestro
De cómo acceder y sus grados. Para poder ingresar en la masonería hace falta tener una determinada edad. Pero la edad en este mundillo se entiende de dos maneras: la edad de admisión, que se interpreta como la edad de mayoría civil y que varía según los países; y la edad simbólica, donde corresponde una determinada edad a cada grado.

1. Aprendiz. Es el primer grado de la francmasonería. El delantal de aprendiz está hecho con piel de cordero blanca, símbolo de inocencia. Los útiles que la masonería le confía son la regla de 24 pulgadas, el mallete y el cincel. Con la masonería simbólica tiene un sentido esotérico. Cada útil tiene una significación moral que le es explicada en el rito de presentación de los útiles. La regla engendra la línea recta, dirección de nuestra conducta. El cincel sostenido con la mano izquierda debe ser aplicado en la piedra bruta a fin de trabajarla.

2. Compañero. Es el segundo grado de la francmasonería simbólica. Se corresponde al obrero cualificado. En el Rito Escocés, los útiles son el cincel, mallete, la regla, el nivel, la palanca y la escuadra. La escuadra es la segunda de las tres grandes luces que iluminan la logia y simboliza la rectitud moral, razón por la que sus brazos son rígidos. El nivel simboliza la igualdad. La plomada, la vertical jerárquica.

3. Maestro. Es el tercer grado de la francmasonería simbólica. Su emblema más representativo es el compás, que es la tercera de las grandes luces que iluminan la logia. Tiene diversos sentidos: en el Rito Escocés, el compás significa los justos límites en los que el masón debe mantenerse en sus relaciones con sus semejantes y en especial con sus hermanos masones. Simboliza también la imparcialidad y la infalibilidad de la justicia del Todopoderoso.

4. La logia. Es el lugar donde trabajan los miembros activos de la masonería. Su fin es la educación y formación de sus miembros, siendo un verdadero taller de perfección de los hermanos que la componen. Se procura mejorar la condición social del hombre a través de la instrucción, el trabajo y la beneficencia.

Siete maestros reunidos y provistos de diplomas regulares pueden obtener la competente autorización para orear una logia. La logia, para su normal administración y orden de sus trabajos, tiene una jerarquía, que es nombrada a fines de cada año de acuerdo con la constitución y estatutos de cada potencia. Esta jerarquía está compuesta, en importancia de mayor a menor, por los llamados dignatarios y los oficiales, que poseen una insignia simbólica que indica el cargo o función que desempeñan en el taller. Los dignatarios pueden ser: Venerable, Primer Vigilante, Segundo Vigilante, Orador, Secretario, Tesorero y Primer Experto. Los oficiales pueden ser Segundo Experto, Arquitecto Revisador, Hospitalario, Primer Maestro de Ceremonias, Segundo Maestro de Ceremonias, Maestro de Banquetes, Guarda del Templo, interior y otro.

Léxico abreviado masónico.

ACACIA. Símbolo masónico de la inmortalidad del alma debido a su verdor renovado y persistente en medio de las arenas desérticas.

AFILIACIÓN. Adhesión de un masón a una logia distinta de la que ha sido iniciado.

ALTAR. Mesa situada delante del Venerable sobre la que están situadas las tres Grandes Luces, es decir, el Volumen de la Santa Ley, la escuadra y el compás. Ante el altar los nuevos iniciados prestan su juramento.

AUMENTO DE SALARIO. Paso a un grado superior.

BATERÍA. Rito masónico que consiste en golpear con las manos según un ritmo que difiere con cada grado. Este rito, desconocido en las logias anglosajonas, es sobre todo practicado en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y en el Rito Escocés Rectificado.

BÓVEDA DE ACERO. Homenaje rendido en el templo masónico a un dignatario o a un visitante eminente por los hermanos alineados con las espadas en alto entrecruzadas.

CAPITACIÓN. Cotización anual debida por el francmasón a su logia y a su obediencia.

CARTA. Título de constitución dado por una obediencia a una logia y que garantiza su regularidad.

COLUMNAS. Designa en primer lugar a las dos columnnas simbólicas J y B (Jakin y Boaz) situadas a la entrada de la logia, a imitación de las que Hiram colocó ante el vestíbulo del templo de Jerusalén (Jakin a la derecha y Boaz a la izquierda), según consta en la Biblia (I Reyes 7,21-22). También se aplica al lugar que ocupan los masones en la logia, según estén al lado de una u otra columna.

CONVENTO. Asamblea anual de todos los diputados de las logias de una misma obediencia.

DESPERTAR. Vuelta a la actividad de un fracmasón o de una logia en sueño.

DESPOJAR DE LOS METALES. Rito practicado en todas las obediencias masónicas del mundo. Simboliza el estado de desnudez del candidato profano. En el primer grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, los metales simbolizan las pasiones del mundo profano, que no deben penetrar en la logia. En el 22º grado del Rito Rectificado, los metales simbolizan los vicios. Finalmente, en el lenguaje masónico, los metales han acabado por designar el dinero.

ESCOCISMO. Francmasonería de los altos grados inspirada en la tradición caballeresca.

ESCUADRA. La segunda de las tres Grandes Luces que iluminan la logia. Simboliza la rigurosa equidad y constante conciliación entre las oposiciones necesarias que existen en la logia.

ESPADA FLAMÍGERA. Espada entregada al Venerable de la logia en el día de su instalación. La hoja es sinuosa y representa el fuego del cielo. En las manos del Venerable significa la potencia espiritual.

EXPERTO. Oficial de la logia encargado de reconocer a los visitantes, recoger los escrutinios y reemplazar al oficial ausente.

G. Letra sagrada inscrita en el centro de la escuadra. Para algunos masones representa la primera letra de la palabra inglesa God (Dios); para otros proviene de la palabra geometría, siendo el símbolo de la arquitectura. La gnosis, el genio y la gravitación suelen ser también interpretaciones de este símbolo.

Vista parcial de la Logia Resurrección nº 3 de la Línea de la Concepción (Cádiz). 22 diciembre de 1924GABINETE DE REFLEXIÓN. Gabinete en el que se encierra al profano antes de su iniciación, para meditar ante un cierto número de símbolos. Es allí donde debe también redactar su testamento filosófico.

GRAN COMENDADOR. Alto dignatario que preside un Supremo Consejo.

GRAN MAESTRE. Suprema autoridad de una obediencia.

HIJOS DE LA LUZ. Forma frecuente de designar a los masones.

HIRAM. De los tres personajes que con este nombre son evocados en la Biblia, el que los masones de todas las épocas y de todos los ritos consideran como el maestro de los maestros. Era un hombre de Tiro, hijo de una viuda de la tribu de Neftalí que su rey había enviado a Salomón para la construcción del Templo de Jerusalén. De este orfebre famoso ha hecho un arquitecto la leyenda simbólica de la Masonería. Esta leyenda inspira sobre todo una de las ceremonias rituales más hermosas de la masonería, a saber, el paso de un compañero a maestro.

INICIACIÓN. Ceremonia ritual por medio de la cual el profano es admitido en la masonería.

LOGIA. Lugar donde se reúnen los masones. A imitación de las logias operativas de los constructores de catedrales, están orientadas como éstas: la puerta se encuentra a occidente, el Venerable se sitúa en el oriente y los compañeros en el sur con los maestros. Una logia, presidida por un Venerable, debe contar al menos con siete maestros para ser regular. Se reúne siempre en un templo cubierto o cerrado.

MANDIL. Delantal usado por los masones en la logia. Su decoración varía según el grado.

MALLETE. Martillo con dos cabezas de madera o de marfil. En la logia es el atributo del Venerable y los dos Vigilantes.

METALES. Signos exteriores de riqueza y las pasiones humanas.

OBEDIENCIA. Federación de logias que aceptan una misma autoridad.

ÓBOLO. Limosna entregada por cada masón al terminar la tenida para las obras de beneficencia.

OFICIAL. Maestro masón encargado en la logia de una responsabilidad particular.

ORDEN. Sinónimo de la francmasonería universal.

ORIENTE ETERNO. El situado más allá de la muerte.

PALABRA DE SEMESTRE. Especie de palabra de pase transmitida cada seis meses por la obediencia a todas sus logias.

PALABRA SAGRADA. Palabra de reconocimiento propia de cada grado.

PASAR LA PALETA. Expresión masónica que significa perdonar a un hermano la ofensa que le ha hecho.

PATENTE. Carta constitutiva entregada por una obediencia a siete maestros masones y que les autoriza a crear una nueva logia.

PLANCHA. Significa todo trabajo escrito, bien se trate de un discurso, de correspondencia, etcétera.

PÓLVORA. Significa la bebida en los banquetes que celebran los masones. Según el color designa una u otra. La pólvora blanca es el vino; la débil, el agua; la muy blanca, el vino tinto; la fulminante, los licores; y la amarilla representa la sidra o la cerveza.

RECIBIR LA LUZ. Ser iniciado.

SACO DE PROPOSICIONES. Cepillo en el que, al acabar la tenida, los hermanos pueden depositar las proposiciones que piensan que deben hacer en interés de la logia.

SALARIO. Grado detentado en la masonería.

SUEÑO. Estado en el que se encuentra un francmasón o una logia que han interrumpido su trabajo masónico regular sin perder por ello, sin embargo, sus derechos masónicos.

SUPREMO CONSEJO. Potencia masónica que dispone de la jurisdicción sobre los talleres del 4º al 33º grado (por lo tanto no en las logias azules).

TALLER. Nombre dado en masonería a todos los entes iniciáticos, ya se trate de las logias que trabajan en los tres primeros grados o de entidades constituidas por los grados superiores.

TEMPLO. Para el masón, en primer lugar es el ideal por realizar: el templo de Salomón que jamás se acabará de construir. También es el local donde se reúne la logia.

TENIDA. Reunión de trabajo de una logia.

TENIDA BLANCA ABIERTA. Tenida masónica en la que son admitidos oyentes profanos.

TENIDA BLANCA CERRADA. Tenida masónica en la que un conferenciante profano habla ante una asistencia exclusiva de masones.

TRONCO DE VIUDA. Tronco en el que, al fin de cada tenida, los masones depositan sus óbolos para las obras de beneficencia de la logia.

VALLE. Nombre dado a la ciudad en la que reside un capítulo del grado 18.

VIAJE. Término dado a las preambulaciones del candidato alrededor del taller durante sus pruebas de iniciación.

V.I.T.R.I.O.L. Visita interiora terrae. Rectificando invenies occultum lapidem(Visita al Interior de la Tierra. Al rectificar encontrarás la Piedra escondida). En el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, esta inscripción en latín figura en el muro del gabinete de reflexión.